Cómo montar una ‘start-up’ de éxito en un pueblo de montaña 

05 julio 2010

Centraldereservas.com facturará este año 22 millones de euros

 
 
 
Fundó la empresa en 2001, sobrevivió a la crisis de las ‘puntocom’ y, hoy, la agencia de turismo online Centraldereservas sigue funcionando desde un pueblo de 1.200 habitantes en medio del Pirineo oscense: Aínsa. Su fundador, el ganadero Ricardo Buil, nos cuenta su secreto.
 

 

 
 
Estos días, en los mentideros de la red circula el segundo capítulo de Centralman, el superhéroe de las vacaciones, creado por Humor Positivo, una consultora especializada en aplicar el sentido del humor en el trabajo. Con barba, capa y barriguita, este defensor del viajero protagoniza una serie hilarante cuyo debut vieron más de 2.500 internautas en una sola semana. Subir el desayuno a la cama, guardar el mejor sitio en primera línea de playa o esperar en la cola del pan… si tiene la suerte de que le visite, el superhéroe ayudará al viajero ante cualquier adversidad típica del verano.
 
 
Detrás de la iniciativa está Centraldereservas, que nació hace diez años como una start-up de Internet en un pequeño pueblo del Pirineo, Aínsa. En un garaje, sin ADSL, y con tres trabajadores. Hoy esta web de reservas de alojamiento se espera facture 22 ó 23 millones de euros, 847.000 usuarios únicos al mes y 5,3 millones de páginas vistas al mes. Además, su sede sigue en el pueblo y en Zaragoza tiene un call center, un centro de atención al público y una agencia de viajes. Su fundador, Ricardo Buil, un ganadero oscense de 37 años, cuenta a Diarioabierto.es el secreto de su éxito.
 

Diarioabierto.es: Eres ganadero y creador de una start-up ya consolidada…. Una mezcla un tanto extraña, ¿no?
Buil: Desde siempre, mi familia se ha dedicado a la ganadería. Yo hice Turismo y oestuve trabajando en agencias de viajes, muy mal pagado y sin un futuro claro a la vista. Lo dejé y empecé a trabajar en mis propias instalaciones ganaderas, con mis vacas y terneros. Hasta que en 1997 creé un pequeño negocio de Internet de creación de webs, Infopirineo. Luego fundé una central de reservas, www.pirineos.com, que funcionó muy bien y decidí ampliarlo con dos socios a finales de 1999 y principios de 2000.
 
 
“Perdimos dinero durante los primeros cinco años”
 
 
Diarioabierto.es: ¿Cómo sufriste la caída puntocom?
Buil: Fue salvaje, nos costó mucho crear nuestra empresa, en los primeros cinco años perdimos dinero a pesar de tener mucho tráfico. Entonces, todo valía millones y, de repente, las empresas de Internet dejaron de valer, te miraban mal si decías que trabajabas en el sector. Fue un cambio radical, muchos emprendedores abandonaron, todavía en plena crisis, sin beneficios. Nosotros decidimos seguir, y fue justo cuando más tuvimos que invertir.
 
Diarioabierto.es:  ¿Cuándo empezasteis a ganar dinero?
Buil: En 2003, a los seis años de haber empezado.
 
Diarioabierto.es: ¿No es difícil crear una start-up en un pueblo pequeño?
Buil: Al principio fue complejo por la mala calidad de las conexiones, pero luego se solucionó y fue más sencillo. Pero donde hemos tenido más complicaciones ha sido con todos los trámites burocráticos, que nos retrasaron muchos proyectos. Aquí ha venido a trabajar gente de Francia, de Suecia, aquí han formado a sus familias… pero todo han sido trabas burocráticas. Quisimos crear un edificio de oficinas, pero no nos han dejado, después de invertir cinco años de nuestro tiempo y 240.000 euros en el proyecto.
 
Diarioabierto.es: Y, ¿ahora, dónde trabajan?
Buil: Seguimos en Aínsa, en un chalé de dos plantas, que es lo más grande que hemos conseguido, y en Zaragoza. Nuestra plantilla tiene un 70% de mujeres, es algo que nadie ofrece en nuestra zona, salvo nosotros. Pero la administración no nos ha ayudado en nada. Ahora nos vemos abocados a crear casetas ilegales en medio del campo.
 
Diarioabierto.es: ¿Qué resultados ha conseguido Centraldereservas.com?
Buil: Desde 2004 la empresa va muy bien, incluso hemos tenido años espectaculares, como 2006 ó 2007. Este año, incluso crecemos por encima del 30% y esperamos llegar a los 22 o 23 millones de euros, aunque ahora estoy sin socio, le he comprado su parte. El año pasado alcanzamos los 18 millones y unos beneficios de 210.000 euros.
 

Continúa leyendo la entrevista en Diarioabierto

 

 

Enlace externo

 

¿Te ha gustado? ¡Comparte y puntúa!


Comentarios

Todavía no hay comentarios, sea el primero en enviar uno.

Enviar comentario

Nombre (obligatorio)

Email (obligatorio)

Sitio web

Imagen CAPTCHA
Escriba el código mostrado más arriba: