Uy, salí en el telediario... 

27 agosto 2010

Entre las pilas de libros, papeles, dossieres de prensa, syllabus del master, fotos de amigos y pinturas de los nenes acabo de encontrar un CD que me grabó mi amigo Pablo Herreros hace ya unos mesecitos. Y me ha hecho mucha gracia recuperarlo, porque incluye  los segundos de fama por los que algunos matarían: una aparición estelar (por no decir efímera) en el Telediario  de la 1, allá por el 28 de febrero. Vamos, ni tan siquiera un minuto de gloria pero que dio hasta para que algún vecino me dijera: "andá, si te he visto en la tele". Muy curiosa la experiencia, la verdad. De entrevistadora a entrevistada (confieso que el otro lado es mucho más cómodo).

 

¿Los detalles? Fui a la rueda de prensa de la presentación de Navegantes en la Red, en plan freelance total con mi netbook (la mejor inversión del año) y mi cara de friki de las noticias y, a la salida, me quedé en el lobby del hotel chupando de wifi gratis y trabajando para la noticia que publiqué en Diarioabierto. Y claro, me convertí en una imagen de recurso perfecta. "¿Te importa que te grabemos?", me dijo la redactora. "No problem, si te viene bien, aquí estoy".

 

Menos mal que no se trataba de una noticia sobre la caspa, que seguro van y me graban poniéndome trozos de tiza en el jersey (no os ríais, esto es verídico, lo viví cuando trabajaba en Europa Press). Ni una sobre la depresión y me sacan en bata yendo al baño. Que no, que no es broma. Cuando en TVE1 emiten alguna noticia sobre esta enfermedad, me juego el cuello a que sacan las imágenes de mi amiga Teresa, compañera de Europa Press, a la que convirtieron en actriz grabándola con ojeras hace ya 15 años en su casa.

 

En fin. En cuanto a lo mío, no, no os molestéis en tragaros los dos o tres minutos que dura. Salgo al final, diciendo unas frases casi ininteligibles "sí, sí, tengo perfil en muchas redes sociales, desde Twitter a LinkedIn"... Y así me quedo, más ancha que larga (metafórica y físicamente hablando, la tele engorda, ja,ja), cuando hace dos años odiaba a Twitter con todas mis ganas y no me gustaba "perder" el tiempo en Internet. Hoy, un año después de haberme convertido en freelance (por cierto, que me quedan exactamente cinco días para dejar de serlo), me he convertido en una Navegante en la Red casi adicta y no puedo vivir sin enterarme de las noticias a través de Twitter, sin actualizar mi web de vez en cuando, sin engordar mis contactos de LinkedIn, sin enterarme de las novedades de mis amigos a través de Facebook. ¡Quién me iba a decir que incluso empezaría a estudiar el Master in Digital Marketing del IE Business School Esto se llama un reciclaje en toda regla, una reinvención divertidísima y llena de anécdotas que me ha servido para volver a la ilusión de mis comienzos. Y ahora, justo un año después de esta etapa apasionante, vuelvo a trabajar por cuenta ajena, en una empresa muy, muy interesante que quiere innovar y modernizarse.

 

Así que el 1 de septiembre es mi prueba de fuego. Me paso al otro lado del periodismo y me hace mucha ilusión, la verdad. Es algo diferente a lo que he hecho hasta ahora, un reto apasionante. ¿La compañía? En cuanto aterrice la semana que viene, os cuento. Mientras tanto, gracias a todos vosotros, que me habéis hecho disfrutar aún más con el periodismo.

 

 

 

 

 

 

¿Te ha gustado? ¡Comparte y puntúa!


Comentarios

Tolmos
viernes, 27 de agosto de 2010 18:09
Mucha suerte Pilar! Esa empresa ya se puede dar con un canto en los dientes por ficharte.
Pilar
# Pilar
sábado, 28 de agosto de 2010 0:47
Muchas gracias Luisma, estoy muy nerviosa, pero ilusionada a la vez. Hablamos pronto
muac
José Luis Cendrero
martes, 07 de septiembre de 2010 15:29
Bienvenida al '¡¿apasionante?!' mundo del seguro.

Enviar comentario

Nombre (obligatorio)

Email (obligatorio)

Sitio web

Imagen CAPTCHA
Escriba el código mostrado más arriba: