Mujeres de la comunicación... unidas 

26 enero 2010

Hoy he comido con tres buenas amigas: dos directoras de comunicación de dos multinacionales radicadas en Madrid y otra periodista que dirige su propia agencia. Ha sido complicado cuadrar agendas, pero lo hemos logrado, y ha sido un encuentro de lo más productivo.


De nuevo, ha salido el tema de los absurdos horarios españoles, que imposibilitan ya no sólo a las mujeres, sino a cualquier trabajador, tener un tiempo libre imprescindible para hacer algo que no sea trabajar. Porque no creo que sean sólo las mujeres con hijos las que tengan que conciliar, sino que lo tienen que hacer también los hombres y, por supuesto, cualquier persona sin hijos o mayores a su cargo. Me da igual lo que quieran hacer con su tiempo libre: sillón-ball, parapente o tiro con arco. Como si se echan una buena siesta: lo que no se puede aguantar son los interminables horarios españoles.

 

A nosotras, y en esto hemos coincidido las cuatro, no nos gusta perder el tiempo en el trabajo, no nos gusta montar comidas interminables (que conste que no nos hemos pasado de hora), no nos gusta quedarnos todos los días a tomarnos una caña al salir de la redacción... Tenemos miles de cosas importantísimas que hacer, pero no siempre las empresas nos dejan. De ahí que las periodistas con hijos que conozco, o bien pidan reducciones de jornadas (es muy habitual en un diario) o bien cambien de trabajo.  O bien las despidan, claro... Muy pocas que no siguen las reglas establecidas siguen en las redacciones cuando superan los 30. Y eso que hoy hay email, miniportátiles, wifi, adsl, skype, twitter, iPhone, Blackberry.... ¡De todo! Podemos trabajar desde casa en momentos puntuales, no hay problema. Y en el mundo de la comunicación, a pesar de estar poblado por mujeres, muy pocas llegan arriba ¿por qué?

 

Pensando, pensando mientras escribo este post, voy y veo que existe AMECO, la Asociación Española de Mujeres Profesionales de los Medios de Comunicación , ya les he mandado un mail pidiendo info. Y también The Association for Women in Communications de Nueva York. Andá, ¡si tiene 100 años de historia! Pues va a ser que éste no es un tema puntual. Esperemos que dentro de  otros 100 años este tipo de asociaciones ya no tengan razón de ser.

 

¿Te ha gustado? ¡Comparte y puntúa!


Comentarios

sara baeza
# sara baeza
miércoles, 24 de febrero de 2010 16:56
Qué razón tienes amiga Pilar. si ya es difícil conciliar en las empresas, en los medios de comunicación ya es un imposible. Quizá sea esta la razón por la cuál hay pocas mujeres en puestos de dirección, aunque esto no es exclusivo del mundo de la comunicación. ¿Cuántos reportajes vemos en los que en los comités de dirección de las empresas las mujeres son un ínfimo porcentaje?¿Cuántas fotos estamos hartos de ver en las que se fotografían un grupo de directivos y son todo hombres?, sin embargo, en segunda línea sí hay muchas mujeres.
Amiga Pilar, habrá que tener más comidas como la que tuviste tú, para seguir tratando estos temas tan importantes.
pilar
# pilar
miércoles, 24 de febrero de 2010 18:26
Toda la razón, Sara,
pero no me refiero sólo a periodistas en medios de comunicación, también en gabinetes de prensa, en los gabinetes de comunicación de empresas... Estoy convencida de que las cosas se pueden hacer de otra manera, conectadas con el móvil, con los netbooks, o con lo que sea, sin tanta presencia física. Podemos ser más eficaces apurando los minutos, las horas, sabiendo que hay más cosas que se pueden hacer sin seguir un estricto horario de 9 a 7 o de 11 a 10 de la noche, o el que sea... ¡¡Tenemos que hacer algo!!

Enviar comentario

Nombre (obligatorio)

Email (obligatorio)

Sitio web

Imagen CAPTCHA
Escriba el código mostrado más arriba: